Tal como ocurrió en la primera rueda, el Liverpool tuvo que remontar para quedarse con la victoria ante el Burnley por 4-2.

La visita sorprendió de entrada en Anfield, con un golazo olímpico del volante Ashley Westwood en los 6′. Sin embargo, el elenco de Jurgen Klopp sacó todo su poder ofensivo para darlo vuelta con una definición de Roberto Firmino (19′) y un buen remate de Sadio Mané (29′).

En la segunda fracción, Firmino aumentó tras un error de Tom Heaton (67′), Johan Gudmunsson descontó con un zurdazo (91′) y Mané sentenció tras sacarse a Heaton en una contra (94′). De este modo, el Liverpool alcanzó las 73 unidades y se mantiene a un punto del único líder, el Manchester City.

Compartir